615621009 (Whatsapp) fisiotorremolinos@gmail.com

Intolerancia a la lactosa

La prevalencia de la intolerancia a la lactosa se puede estimar en torno a un 15% en las personas de raza caucásica. La lactosa es un tipo de hidrato de carbono que se presenta en forma de disacárido, esto es que esta formado por una glucosa y una sacarosa. Para la degradación de la lactosa es necesaria una enzima denominada lactasa, la cual se encuentra en la superficie de la mucosa intestinal.

La intolerancia a la lactosa se produce por un déficit de esta enzima “lactasa”, ya sea por la ausencia de esta de manera primaria o por que la perdida se haya producido por factores secundarios tales como infecciones, diarrea, etc.

Sea cual fuere la causa de la falta de esta enzima, la sintomatología es debida por la llegada de la lactosa sin degradación a la parte final del intestino, en concreto al colon.

 

Síntomas más frecuentes de la intolerancia a la lactosa

  • Dolor abdominal, sobretodo en la zona que rodea el área umbilical.
  • Ph ácido en las heces provocando la necesidad de defecar aunque cuando se tuvieran los intestinos parcialmente vacíos.
  • Diarreas líquidas de naturaleza osmótica.
  • Flatulencias, nauseas, vómitos…

Existen pruebas de laboratorio comúnmente utilizadas, aunque lo mas categórico es la aparición de la sintomatología típica tras la ingesta de lácteos y su resolución cuando se retiran estos alimentos de la dieta.

Hacer especial mención a las edades pediátricas en los que se puede observar un retraso en el crecimiento debido a la mala absorción.

 

Tratamiento para la intolerancia a la lactosa

Dentro de los lácteos los yogures son mejor aceptados que la leche. En pocas ocasiones se necesita hacer una retirada total de la lactosa de las dietas, pero muchas personas consiguen una vida normal tomando una cantidad equivalente a un vaso de leche diario.

Otras medidas que han sido bien aceptadas son la toma de cereales conjunto con la leche, lo cual condiciona una absorción mas sostenida

 

 

 

¿La leche es mala para la salud? Parte II

La leche tiene grasas malas. No consumir leche, por el tema de la grasa, es una opción ridícula, la grasa de la leche, comparada con otros alimentos, por ejemplo, la carne, alimento que se está consumiendo en España a un ritmo alarmante, alejándonos de la dieta mediterránea, tiene más porcentaje de grasa saturada, y habría que tener mucho más tiento en la frecuencia. Además, que un único alimento tenga o no tenga grasa, tampoco es relevante para consumir o no consumir, ya que lo importantes es el compendio de la dieta en general, de lo que comes semanalmente, mensualmente, de tus hábitos alimentarios.
La leche está llena de hormonas y antibióticos. Este es el argumento estelar, aunque las personas no conocen bien como es el proceso de la extracción de la leche y el cuidado. Donde desde la vaca hasta las cisternas, están evaluadas, examinadas, y revisadas para que no haya ni virus, ni hormonas, ni resto de antibióticos posible. (Por cierto, los antibióticos, se suministra a animales enfermos, hasta su recuperación, no son utilizados para la extracción de leche y consumo.) Os dejo un interesante artículo sobre la leche convencional y la ecológica y su consumo seguro.
La leche favorece la mucosidad. Si eres alérgico puede ser posible. Pero no por ello, hay que extrapolarlo a la población general.
 La leche y las enfermedades reumatoides, pues la verdad, que ahora se está haciendo muchos estudios al respecto. Veremos que sucede, pero en tal caso que sea verdad que la leche, sea perjudicial para este tipo de patología, volvemos a lo mismo no quiere decir que sea malo para el resto de nosotros. Al igual que las verduras de hojas verdes son malas, para aquellos que tengan estado hipercoagulable y no para aquellos que tenga una densidad normal de sangre.
La leche se debe de consumir moderadamente como cualquier otro alimento, ya que tiene ciertas bondades muy importantes en la salud, la fijación del calcio a los huesos por ejemplo, se hacen una etapa crucial, que es la infancia y la adolescencia.
Tiene un efecto prebiótico debido a los azúcares de la leche, desarrolla un rica flora intestinal, importantísimo para la absorción de otros muchos nutrientes. También es rica en péptidos (proteínas) que favorecen un correcto funcionamiento del sistema inmunológico, del sistema cardiovascular y digestivo. Es rica en ácidos grasos monoinsaturados, en concreto ácido oleico, vitamina A entre otras. Es rica en calcio, pero con la gran ventaja que además tiene unos grandes niveles de biodisponibilidad, debido a otros componentes presentes en la leche que favorecen su absorción y que no se encuentran en otros alimentos, como son la lactosa, la Vitamina D y el fósforo. Por ello no es que tenga calcio, que se puede encontrar en otros alimentos, sino que nuestro cuerpo lo absorbe de forma muy eficiente.
 no-tomar-leche-FILEminimizer-e1447319722778

Conclusiones

Si crees que la leche te sienta mal, pide a tú médico cita. Es mejor saberlo que quedarte en la duda. Y no dejar de tomar leche, por lecturas sensacionalistas, o manipuladas, por ejemplo, por la industria de la soja. La leche es un alimento excepcional por la cantidad de nutrientes que tiene. Es cierto que hay calidades, por ello animo a comprar la de mejor calidad, la OCU saco un listado en su día.
No abuses de ningún alimento, pero puedes introducir lácteos y leche en tu menú, sin temor de que esto sea malo para tu salud.

¿La leche es mala para la salud? Parte I

El tema de qué si la leche es buena o mala, es algo que últimamente está muy en boga. Son más personas las que se preocupan de la alimentación y la salud, y se sienten confusos, y no saben discernir la información veraz y con rigor, de la que no lo es. Y la leche sea convertido en un producto dudoso, desde la presión las “leches vegetales” La población esta bombardeada de noticias contradictorias, y de ideales de una buena alimentación enfrentadas. Esto es malo o esto es bueno, es la dicotomía del día a día sobre los alimentos y la forma de alimentarnos de este nuevo siglo.
Milk Jug and Class on White Background

 

Uno de los grandes temas ha dado para para discusiones entre nutricionistas y médicos, y un mal apoyo de los medios de comunicación, es el tema de la leche y los lácteos. Las habladurías de la leche, que nos llegan, y suelen ser los puntos argumentales son los siguientes:

 

  • El ser humano es el único mamífero, que toma leche después del nacimiento. Un razonamiento débil, ya que el ser humano, es el único en muchas cosas, que lo sea la forma de alimentarse es tan solo una más.
  • La leche da alergia. Las estadísticas dicen que solo a un 2% de la población. El melocotón, por ejemplo, afecta a miles de personas, y no por ello se demoniza.
  • La intolerancia a la lactosa afecta a un 70 % de la población mundial, ya que hace miles de años, por temas de la supervivencia y relación con el territorio, no segregaban lactasa, enzima que digiere la lactosa, el azúcar de la leche. No es porque sea mala, sino por motivos genéticos y antropológicos.
  • En Europa sólo entre el 10 y el 20% de la población es intolerante a la lactosa. Si tienes dudas puedes pedir cita a tu médico, para que solicite unas pruebas de tolerancia. Sea positivo o negativo, no quiere decir que la leche sea en si mala para la salud, sino que a cierto nicho de personas no la tolera.
error: Content is protected !!