615621009 (Whatsapp) fisiotorremolinos@gmail.com

¿Qué es la fisioterapia y quién es el fisioterapeuta?

La definición de la fisioterapia se formó conforme la disciplina se iba afianzando y profesionalizando. En 1958 la OMS la definió como la ciencia del tratamiento mediante medios físicos, ejercicio terapéutico, masoterapia y electroterapia. Además de esto, la fisioterapia incluye la aplicación de pruebas eléctricas y manuales para determinar el valor de la afectación y fuerza muscular, pruebas para determinar las capacidades funcionales, la amplitud del movimiento articular y medidas de la capacidad vital, como ayudas diagnósticas para el control de la evolución.

Más tarde, el Reglamento nacional de la Asociación De España de Fisioterapeutas definió la fisioterapia como el arte y la ciencia que, a través de el conjunto de métodos, actuaciones y técnicas, mediante la aplicación tanto manual como instrumental de medios físicos, curan, recobran y amoldan a personas perjudicadas de disfunciones somáticas, sicosomáticas y orgánicas.

La fisioterapia tiene asimismo un carácter precautorio y puede aconsejarse a quienes desean sostener a un nivel conveniente de salud. Por tanto, la fisioterapia podría definirse como el procedimiento curativo por medio de medios naturales, o bien mecánicos, como el masaje o bien la gimnasia.

¿Quién es el fisioterapeuta?

Muy frecuentemente se identifica al fisioterapeuta con aquella persona que se dedica a dar masajes para tratar enfermedades musculares y lesiones; no obstante, la fisioterapia es una profesión reconocida y recogida en la Ley de Ordenación de Profesiones Sanitarias y, como recoge la OMS, engloba un conjunto de técnicas terapéuticas.

La fisioterapia es una profesión multidisciplinar que puede actuar en diferentes campos de la medicina, como la traumatología, la medicina neurológica, la pediatría, la cardiología, la dermatología, la geriatría o bien la salud mental, lo que hace que muchas veces forme una parte de un equipo al lado de otros especialistas en los que disfruta de una enorme independencia y capacidad profesional. Conforme la Confederación Mundial por la Fisioterapia (WCPT, por sus iniciales en inglés), el fisioterapeuta está cualificado para:

  • Efectuar un examen y una evaluación integral del paciente.
  • Valorar los resultados del examen o bien diagnóstico y hacer juicios clínicos.
  • Determinar en qué momento los pacientes han de ser referidos a otro profesional de la salud.
  • Incorporar un programa de intervención o bien tratamiento.
  • Determinar el resultado del tratamiento.
  • Hacer recomendaciones para el “auto-cuidado“.

 

¿Qué es un Trastorno Psicosomático?

Se clasifica por trastorno psicosomático a: La alteración  psicológica de un individuo, que puede generar un efecto físico y alguna sintomatología en su organismo.En definitiva es la influencia de la mente sobre el cuerpo. Un síntoma corporal puede tener su aparición o incrementarse por factores mentales o situacionales, por ejemplo, se puede tener un dolor de estómago provocado por estrés laboral o familiar. Realmente estos mecanismos existen en nuestro día a día, por ejemplo cuando nos sonrojamos porque nos han dicho un piropo, y la vergüenza (estado psíquico) a provocado que nos “pongamos colorados”. O cuando vemos un drama en televisión y lloramos aun sabiendo que todo es mentira.

En consulta las personas con trastornos psicosomáticos no se van conformes, tras escuchar el diagnostico del Médico: “Usted no tiene nada” Le es difícil entender que su dolor es producto de su mente o forma de pensar.

  estres

La evaluación del fisioterapeuta en un Trastorno Psicosomático

 En la evaluación inicial del paciente, realizada por el fisioterapeuta,es importante en la entrevista, dedicarles unos minutos a preguntarle por su estado mental, y así tener información sobre hechos relevantes personales que puedan causar estrés o preocupaciones. Ya que en reiteradas ocasiones una lesión puede verse intensificada o con lenta evolución y recuperación, por causas anímicas y emocionales. Así como se le pregunta al paciente: “¿Cuándo comenzó su dolencia física?”, hay que preguntar: “¿Qué estaba pasando en esos días que empezó a sentirse mal?”. En muchas ocasiones una enfermedad o lesión física viene precedida de algún suceso inquietante. Refieren tener problemas personales, algún sufrimiento, duelo, enfado. Conocer el estado anímico puede ayudar en el proceso de rehabilitación, ya que el paciente puede presentar por ejemplo contracturas musculares que se mantienen o se dificulta mejorar con el tratamiento de fisioterapia, ya que dicha contractura puede estar relacionada con sentimientos de estrés o depresión. Es bueno tener presente la influencia de las enfermedades físicas en la esfera psicológica y viceversa. Comprender que paciente es un un “todo” más allá de la suma de sus partes. Y nuestra labor, como fisioterapeuta, es tener al alcance la mayor información posible de nuestro paciente, para poder abordar su problema de la mejor forma posible.

Un gesto tan sencillo, como darle una conversación de su hobbie, o de un tema de su interés mientras lo tratamos, puede ayudarle a “desconectar” de su problema emocional. Por ejemplo, su recién ruptura con su pareja. Pero para esto, tenemos que hacer un buen trabajo previo, en la entrevista personal.

 

También seria interesante apuntar estás expresiones que suelen repetirse, que nos da la alarma que algo está pasando en psique del paciente:

  • “tengo un peso en los hombros”
  • “se me va la cabeza”
  • “tener un nudo en la garganta”
  • “tengo presión en el pecho”
  • “es que no puedo con mi cuerpo”
  • “siento un vacío”
  • “estar hasta las narices”
  • “no poner el corazón”
  • “me falta el aire”
  • “y un largo etcétera”.

 

Síntomas  y Enfermedades del Trastorno Psicosomático

Los trastornos psicosomáticos pueden incluir enfermedades como eczema, psoriasis, dermatitis, alopecia, asma bronquial, trastornos linfáticos, gastritis crónica, úlceras estomacales, estreñimiento, colon irritable, hipertensión, hipertiroidismo, diabetes, enfermedades del corazón, tortícolis y cefaleas tensionales (dolor de cabeza y de los músculos de la cabeza y elcuello), Infertilidad psicógena (dificultad para quedar embarazada).

 

Los trastornos psicosomáticos tienen muchos síntomas, entre ellos:

  • ansiedad-trastornoNáuseas
  • Temblores
  • Dolor
  • Ritmo cardíaco acelerado
  • Transpiración
  • Debilidad
  • Sequedad en la boca
  • Respiración rápida
  • Dolor de pecho
  • Exceso de fatiga
  • Sensación de nudo en el estómago
  • Trastornos gastrointestinales
  • Problemas urinarios
  • Problemas sexuales
  • Trastornos de los sentidos
  • Estrés

 

Extracto de Entrevista con David Ponce (Osteopata y Fisioterapeuta)

 “David Ponce tras un largo y doloroso proceso de rehabilitación en un momento en que estas especialidades eran un exotismo en este país, decidió dedicarse a ayudar a los demás a no sufrir inútilmente. Hoy lo hace a través de la clínica en Barcelona que lleva su nombre y de libros como El dolor de espalda y las emociones donde recuerda algo que a menudo se pasa por alto: dolor y emociones van de la mano.

 Si separamos el dolor de origen traumático, los accidentes, el dolor por problemas congénitos o el asociado a patologías graves, en el resto de casos es posible llegar a encontrar la participación activa de las emociones en el origen y la perpetuación del dolor”, apunta. Un 90 por ciento de la población, indica Ponce echando mano de las estadísticas de la OMS, padece o padecerá algún tipo de dolor de espalda en su vida, la patología que produce más bajas laborales. Y esta dolencia tan extendida podría tener un origen emocional.

 ¿Encuentra su reflejo en la columna, por tanto, este periodo de vacas flacas que atravesamos?

 La gente tiene más contracturas. La zona más típica son los trapecios y los hombros. La zona superior del organismo es donde se agregan tensiones relacionadas con la ansiedad y el estrés. Las molestias en los dorsales se asocian con la parte más emocional (relacionado con la familia, o la afectividad). Las contracturas lumbares las asociamos al miedo y a la sexualidad.”

 

 

Tratamiento del Trastorno Psicosomático

Entendiendo que las personas somos seres biopsicosociales y a la consulta de fisioterapia asista un paciente que denote que su motivo de consulta, realmente, esta relacionada con un estado anímico depresivo o de estrés, sutilmente sería recomendable, animar al paciente que hiciera una visita al psicólogo.

Y como siempre recomendamos la actividad física, el ejercicio moderado, el Yoga, Pilates, Reiki, o cualquier activad que sintamos placer haciéndolas, pintar miniaturas, leer, pintar…Son una excelente terapia para mantener nuestra mente sana, y por ende, nuestro cuerpo. Dedicale tiempo a algo que te gusta. Es de vital importancia, para tener salud.

Ahora bien, estemos atentos a los mensajes que nos envía el cuerpo, debemos saber “descifrar” esos sentimientos o malestares, como realmente señales, de que algo tenemos que cambiar o afrontar. Seamos conscientes de nuestro pensamiento y de nuestro cuerpo. Vivamos conectados con nosotros mismos. Por ello, la visita al psicólogo, es una gran decisión, ya que este, nos da herramientas y consejos, para comprender que nos sucede y tener otro punto de vista, que nos ayudara de forma positiva.

 

Centro de Fisioterapia de Torremolinos
Centro especializado en técnicas manuales en Torremolinos (Málaga)
www.fisioterapiatorremolinos.com – fisiotorremolinos@gmail.com

Causas del síndrome cientificismo del fisioterapeuta

Hoy vamos ha hablar de cierta postura extrema en nuestro sector, que comparten algunos profesionales. Cayendo quizás, en un planteamiento erróneo, y una crítica aseverada ante cualquier argumento. Me refiero al cientificismo. Según la Real Academia Española, la definición es:

 

Cientificismo

De científico e -ismo.

  1. m. Teoría según la cual los únicos conocimientos válidos son los que se adquieren mediante las ciencias positivas.
  2. m. Tendencia a dar excesivo valor a las nociones científicas o pretendidamente científicas.

 

Cuales son las causas y motivaciones que ha algunos de compañeros de profesión padecen este síndrome:

 

Una de las causas, que conlleva a esta forma de pensar y actuar puede ser en busca del prestigio profesional personal e individual. En primer lugar,  aquellos fisioterapeutas cientificistas, cuya motivación fundamental es la búsqueda de prestigio personal. Enamorados de la fama y el reconocimiento en su sector, por los demás compañeros que por sus propios pacientes, ya que la obtención de buenos resultados clínicos debería ser su fin.

 

fiebrePrestigio profesional colectivo. Una segunda motivación para muchos fisioterapeutas es la estimable misión de mejorar el prestigio de nuestra profesión de cara a la sociedad, y que el sector se alce en  categoría de mayor reputación.

En el cientificismo se tiene la falsa sensación de hacer algo a la hora de ganar prestigio, sin caer en la cuenta de que se ha escogido un camino contrario. El espíritu científico auténtico no tiene dogmas, ni es totalitario, ni rígido, ni tiene manías ni creencias, es imparcial y sobre todo está basado en la humildad, y en la capacidad de reconocer los límites que la propia ciencia tiene.

 

La fisioterapia es una profesión joven y por tanto con muchas cosas sin demostrar y mucho menos de forma concluyente. No debemos confundir el objetivo a medio y largo plazo  de intentar demostrarlo todo con la realidad del trabajo clínico diario que en la mayor parte de las ocasiones está basado todavía hoy en la experiencia clínica, en hipótesis y en el ensayo error.  Ya que esto es una carrera de fondo, larga y lenta, en constantes revisiones y un arduo trabajo, para considerar, según el método científico, la validez y la evidencia. Pero este, de momento, es el mejor método que tenemos para apoyarnos y seguir hacia delante en cualquier ciencia.

 

Síndrome Cientificista del Fisioterapeuta: Inseguridad.

 

La constante duda, motivación es la sensación que compartimos creo  todos los fisioterapeutas, de inseguridad ante los problemas que nos plantean nuestros pacientes. Nunca tenemos la certeza de que un paciente va a evolucionar positivamente después de nuestro tratamiento. Hay tantas variables que influyen, que incluso fármacos potentes y de evidencia, no tienen ningún efecto. Y el principio de la individualidad, la edad, el estado mental, la condición física, son tan variados que cada paciente en si mismo, es un problema a resolver nuevo.  A muchos esta inseguridad les hace huir hacia el cientificismo, en sentido contrario a la ciencia, más lenta y menos resolutiva a corto plazo.

 

En este sentido me parece importante subrayar que la ciencia no es sólo moverse en el terreno de lo ya demostrado, si no también plantearse nuevas hipótesis, abrir camino para futuras investigaciones. Aunque muchos apostillen contra nosotros, he de decir, que los mayores avances de la Humanidad, solo lo hacen unos pocos hombres valientes, un genio que cambia un paradigma. Un rebelde, en el más poético de los significados, que investiga y sondea otro camino hacia la gloria.

 

Como dijo Haldane, el famoso biólogo, “Mi sospecha personal es que el universo no sólo es más raro de lo que suponemos, sino más raro de lo que podemos suponer. Sospecho que hay más cosas en el cielo y la tierra de las que son, o pueden ser soñadas en cualquier filosofía.” La salud, el ser humano, el mundo que nos rodea, esta aun por descubrir, nuevas teorías, problemas, formulas nos esperan en este siglo, mientras, tan solo podemos seguir trabajando duro, pero por supuesto solo con una mente abierta llegaremos a la verdad.

error: Content is protected !!