615621009 (Whatsapp) fisiotorremolinos@gmail.com

Cómo comer los hidratos para que engorden menos y que a la vez resulten mas beneficiosos para nuestra salud

Cómo o cuánto nos engordan los hidratos de carbono depende en gran medida de un índice o valor  que pocos conocemos, este índice se conoce como “ÍNDICE GLUCÉMICO (O GLICÉMICO) DE LOS ALIMENTOS”.

El índice glucémico de los alimentos es un valor que se da a los alimentos para indicar la velocidad que es descompuesto en azucares simples, estos azucares simples una vez que alcanzan el torrente sanguíneo estimulan la liberación de insulina en mayor o menor medida según la cantidad de azúcar simple que se encuentre en ese momento en la sangre.

 

¿De qué nos sirve saber esto?

La insulina es una hormona que es liberada a la sangre a través del páncreas, el estímulo para liberar la insulina es la presencia de azúcar en la sangre.

Para hacernos una idea de lo que ocurre en nuestro organismo cuando liberamos insulina debemos pensar en esta hormona como una señal para nuestro organismo de que las cosas van bien, es decir, si estamos liberando insulina es porque tenemos azúcar en la sangre, o sea, “energía”. Cuando tenemos mucha azúcar en la sangre o “mucha energía”, nuestro organismo entiende que estamos en situación de bonanza, como si hubiese “buen rollo” para que nos entendamos. Este “buen rollo”, hace a nuestro cuerpo saber que hay energía de sobra para vivir y mantener nuestras funciones vitales.

 

Conclusión

Tenemos “mucha energía”, por lo que yo no utilizo la quema grasas ya que tenemos energía de sobra en el organismo. Si lo que queremos es quemar grasa lo que necesitamos es que el cuerpo entienda que no tiene tanta energía disponible, entonces si tuviéramos unos niveles de insulina bajos, nuestro organismo entiende que hay “POCA ENERGIA”, o sea : “MAL ROLLO” y utilizaríamos nuestras reservas de grasa para la obtención de energía, con la consiguiente perdida de peso.

 

El papel del índice glucémico para controlar el peso

 

Lo adecuado es consumir alimentos con un índice glucémico bajo.

A continuación os dejamos una tabla con la relación de una serie de alimentos y sus índices glucémicos. Saber que los alimentos integrales, aquellos que contengan fibra y los no procesados tiene un índice glucémico mas bajo y por lo tanto mas adecuado para mantener la línea.

 

 

 

 

 

 

En nuestro último articulo hablamos de la importancia de la composición de los alimentos y de cómo influían a la hora de ser consumidos para la obtención de energía, podéis echarle un vistazo para ayudaros también en la elección de vuestra dieta.

 

Una estrategia para reducir el índice glucémico de los Hidratos de Carbono es consumirlos junto a alimentos ricos en proteína, esto hace que la digestión de estos hidratos de carbono sea mas lenta, haciendo que se libere el azúcar mas lentamente a la sangre y evitando los picos de insulina.

 

 

Insulina y Diabetes

La diabetes es una de las enfermedades con mayor incidencia  en el primer mundo, considerándose como una auténtica epidemia en nuestra sociedad, es muy frecuente encontrarnos a personas, amigos y familiares que nos cuentan que algún conocido tiene “El azúcar alto en la sangre”. Lo que realmente nos están diciendo aunque no lo sepan es que su páncreas ya no tiene la misma  facilidad para liberar insulina porque hemos agotado las capacidad de este, es decir, nuestro páncreas ya no funciona adecuadamente, también porque nuestras células se han desensibilizado al estimulo de la insulina, por lo que grandes cantidades de azúcar se mantienen en nuestro sangre actuando este como un toxico para nosotros, produciendo multitud de enfermedades como ceguera, insuficiencia renal, amputación de extremidades, etc.

El índice glucémico alto de los alimentos favorece la aparición de diabetes, ya que como hemos explicado anteriormente, una rápida elevación de azucares en la sangre hace que se libere una cantidad elevada de insulina en la sangre causando con el tiempo los problemas comentados.

 

 

Autor: Doctor Saman Vafakhah Agajanian

Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Malaga
Director de Centro de Fisioterapia de Torremolinos

Un nuevo estudio sobre la dieta mediterránea vuelve a atribuir efectos potencialmente benficiosos para la salud.

Un nuevo estudio sobre la dieta mediterránea vuelve a atribuir efectos potencialmente beneficiosos para la salud. En este estudio se evidenció un aumento de la longitud de los telómeros, un biomarcador de envejecimiento.

“Se han demostrado de forma consistente que una mayor adherencia a la dieta mediterránea esta relacionada con la reducción de la mortalidad global, el aumento de la longevidad y la reducción de la incidencia de enfermedades crónicas, en especial las principales enfermedades cardiovasculares”

Inmaculada de Vivo– perteneciente a Brigham and Women´s Hospital y al Colegio Médico de Harvard en Massachusetts (Boston) comentó esto recientemente.

 “Nuestros resultados apoyan aún más recientemente los beneficios de la adhesión a la dieta mediterránea y proporcionan información sobre el mecanismo fisiológico subyacente detrás de esta asociación, seguir la dieta mediterránea puede prevenir el acortamiento acelerado de los telómeros” –dijo-.

El estudio fue publicado recientemente el 2 de Diciembre en la revista British Journal of Medicine.

 ¿Y qué son los telómeros?

dieta_mediterranea_alzheimerLos telomeros son secuencias repetitivas de ADN que se encuentran en los extremos de los cromosomas que se acortan progresivamente con la edad. El acortamiento de telómeros está asociado con una menor esperanza de vida y un mayor riesgo de enfermedades relacionadas con la edad. La edad, el tabaquismo y otros factores de estilo de vida se han relacionado con una menor longitud de los telómeros. Tanto el estrés oxidativo y la inflamación aceleran el acortamiento de los telómeros.

La dieta mediterránea es rica en frutas, verduras, nueces, legumbres, granos sin refinar, aceite de oliva y pescado, con una ingesta moderada de alcohol y una baja ingesta de productos lácteos.

“Las frutas, verduras, aceite de oliva y frutos secos, los componentes claves de la dieta mediterránea, tienen efectos antioxidantes y anti inflamatorios que podrían contrarrestar los efectos perjudiciales producidos por el consuma de tabaco y los problemas derivados por la obesidad”

Se han estudiado los hábitos dietéticos de 120.000 enfermeras de Estados Unidos desde 1976 de mediana edad para establecer la relación con la longitud de los telómeros y la incidencia de enfermedades como el cáncer, enfermedades cardiovasculares, y la función cognitiva entre otros.

Se evidenció según los investigadores que una mayor adherencia a la dieta mediterrénea se asoció significativamente con telómeros más largos.

Un estudio publicado en La Universidad de Lund (Suecia) dice que la dieta mediterránea

“es la piedra angular de asesoramiento dietético en la prevención de las enfermedades cardiovasculares, y el hecho de que también se vincula con un biomarcador de enjecimiento más lento es tranquilizador”.