615621009 (Whatsapp) fisiotorremolinos@gmail.com

Cómo comer los hidratos para que engorden menos y que a la vez resulten mas beneficiosos para nuestra salud

Cómo o cuánto nos engordan los hidratos de carbono depende en gran medida de un índice o valor  que pocos conocemos, este índice se conoce como “ÍNDICE GLUCÉMICO (O GLICÉMICO) DE LOS ALIMENTOS”.

El índice glucémico de los alimentos es un valor que se da a los alimentos para indicar la velocidad que es descompuesto en azucares simples, estos azucares simples una vez que alcanzan el torrente sanguíneo estimulan la liberación de insulina en mayor o menor medida según la cantidad de azúcar simple que se encuentre en ese momento en la sangre.

 

¿De qué nos sirve saber esto?

La insulina es una hormona que es liberada a la sangre a través del páncreas, el estímulo para liberar la insulina es la presencia de azúcar en la sangre.

Para hacernos una idea de lo que ocurre en nuestro organismo cuando liberamos insulina debemos pensar en esta hormona como una señal para nuestro organismo de que las cosas van bien, es decir, si estamos liberando insulina es porque tenemos azúcar en la sangre, o sea, “energía”. Cuando tenemos mucha azúcar en la sangre o “mucha energía”, nuestro organismo entiende que estamos en situación de bonanza, como si hubiese “buen rollo” para que nos entendamos. Este “buen rollo”, hace a nuestro cuerpo saber que hay energía de sobra para vivir y mantener nuestras funciones vitales.

 

Conclusión

Tenemos “mucha energía”, por lo que yo no utilizo la quema grasas ya que tenemos energía de sobra en el organismo. Si lo que queremos es quemar grasa lo que necesitamos es que el cuerpo entienda que no tiene tanta energía disponible, entonces si tuviéramos unos niveles de insulina bajos, nuestro organismo entiende que hay “POCA ENERGIA”, o sea : “MAL ROLLO” y utilizaríamos nuestras reservas de grasa para la obtención de energía, con la consiguiente perdida de peso.

 

El papel del índice glucémico para controlar el peso

 

Lo adecuado es consumir alimentos con un índice glucémico bajo.

A continuación os dejamos una tabla con la relación de una serie de alimentos y sus índices glucémicos. Saber que los alimentos integrales, aquellos que contengan fibra y los no procesados tiene un índice glucémico mas bajo y por lo tanto mas adecuado para mantener la línea.

 

 

 

 

 

 

En nuestro último articulo hablamos de la importancia de la composición de los alimentos y de cómo influían a la hora de ser consumidos para la obtención de energía, podéis echarle un vistazo para ayudaros también en la elección de vuestra dieta.

 

Una estrategia para reducir el índice glucémico de los Hidratos de Carbono es consumirlos junto a alimentos ricos en proteína, esto hace que la digestión de estos hidratos de carbono sea mas lenta, haciendo que se libere el azúcar mas lentamente a la sangre y evitando los picos de insulina.

 

 

Insulina y Diabetes

La diabetes es una de las enfermedades con mayor incidencia  en el primer mundo, considerándose como una auténtica epidemia en nuestra sociedad, es muy frecuente encontrarnos a personas, amigos y familiares que nos cuentan que algún conocido tiene “El azúcar alto en la sangre”. Lo que realmente nos están diciendo aunque no lo sepan es que su páncreas ya no tiene la misma  facilidad para liberar insulina porque hemos agotado las capacidad de este, es decir, nuestro páncreas ya no funciona adecuadamente, también porque nuestras células se han desensibilizado al estimulo de la insulina, por lo que grandes cantidades de azúcar se mantienen en nuestro sangre actuando este como un toxico para nosotros, produciendo multitud de enfermedades como ceguera, insuficiencia renal, amputación de extremidades, etc.

El índice glucémico alto de los alimentos favorece la aparición de diabetes, ya que como hemos explicado anteriormente, una rápida elevación de azucares en la sangre hace que se libere una cantidad elevada de insulina en la sangre causando con el tiempo los problemas comentados.

 

 

Autor: Doctor Saman Vafakhah Agajanian

Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Malaga
Director de Centro de Fisioterapia de Torremolinos

El trabajo del fisioterapeuta con pacientes con diabetes (Parte 2 de 3)

Qué puede hacer la fisioterapia y la actividad física por ti

En Fisioterapia Torremolinos, no nos cansamos de decir que la actividad física y la dieta es algo básico para prevenir enfermedades y este caso concreto para evitar la posibilidad de ser diabético. Controlando los niveles de azúcar en sangre correctos, un peso normal, y una vida activa, tendremos mayores ventajas para retrasar o incluso hacer desaparecer las probabilidades de tener diabetes.

Los fisioterapeutas, gracias a sus conocimientos de anatomía y fisiología pueden planificar un buen programa de ejercicios, adaptados al paciente: edad, fisionomía, tiempo, etcétera. Para mejorar las funciones musculoesqueléticas y neurológicas de las personas que sufren de esta enfermedad.

Te ayudarán a mantener un buen control glucémico, reduciendo la frecuencia de eventos cardiovasculares. La fisioterapia cuenta con muchas herramientas que aportar, debido a que muchas de las complicaciones que suelen presentar los pacientes diabéticos, son músculo-esqueléticas. Precisamente los fisioterapeutas, son especialista en este tipo de problemas.

 

Las complicaciones debido a la diabetes tratadas desde la fisioterapia

Las personas con diabetes que no están controladas, suelen presentar problemas como síndrome del túnel carpiano, osteoartritisdolor de espalda, que en esta última dolencia, los fisioterapeutas y sus técnicas de masaje ayudan de forma notoria a eliminar los dolores.

Evidentemente las personas que han tenido que ser amputadas, el fisioterapeuta cumple con un rol primordial y fundamental en la recuperación del paciente para integrarlo a la vida normal devolviendo la mayor calidad posible al enfermo.

 

Pero existen otras complicaciones como:

Úlceras en los pies, una consecuencia frecuente, entre el 15% y el 20% de los enfermos de diabetes la sufren, esta patología es conocida como: pie diabético.

Aproximadamente el 50% de las personas que padecen diabetes, presentas daños nerviosos, o sea neuropatías. Estas neuropatías son un conjunto de padecimientos que pueden provocar parestesia o adormecimiento, entumecimiento tanto en brazos o piernas. Esto aumenta el riesgo de sufrir heridas en manos o pies que si no son tratadas a tiempo pueden traer consigo una consecuencia mayor, como lo es la amputación.

Enfermedades vasculares: Los altos niveles de glucosa en sangre pueden afectar considerablemente la circulación sanguínea, al presentarse el endurecimiento de las arterias.

No se pierdan el próximo artículo,  en cual hablaremos sobre la prevención de la diebetes y la función del fisioterapeuta en distintas etapas del paciente. Como puede ser la ayuda en el proceso de adaptación tras una amputación, recomendaciones y actuaciones que debe realizar para asegurar la plena recuperación tanto física como mental. Muy interesante.

 

 

El trabajo del fisioterapeuta con pacientes con diabetes (Parte 1 de 3)

Una gran parte de la población es diabética, por tanto, mucho de nuestros pacientes lo son. Es importante conocer bien, cuales son las necesidades y recomendaciones para este tipo de perfiles que nos encontramos en una clínica de fisioterapia. Hagamos un breve repaso sobre de qué trata esta enfermedad.

La diabetes ¿Qué es? ¿ Y por qué se produce?

Cuando el páncreas no es capaz de producir insulina, nos encontramos con un serio problema. El páncreas es una glándula que está localizada detrás del estómago, por delante de la columna, cuya función es producir jugos que ayudan a descomponer los alimentos y segregar hormonas que ayudan a controlar los niveles de azúcar en sangre. La insulina es la hormona producida por el páncreas que se encarga de actuar como puerta para permitir que la glucosa y los alimentos que ingerimos pasen de la sangre a la célula y de esta manera produzca energía. Cuando el páncreas no produce insulina o no puede hacer un buen uso de la misma, nos diagnostican con diabetes.
Cuando las células beta del páncreas no producen insulina debido a una reacción del sistema inmunitario del cuerpo contra ellas, hablamos de diabetes tipo 1. Era conocida anteriormente como diabetes juvenil, que generalmente se presenta por una reacción autoinmune en la que el sistema de defensa del organismo atacan las células que producen la insulina.

 

 

Las personas que presentan esta condición, producen muy poca o ninguna insulina, por lo cual dependen de inyectarse insulina diariamente. Aunque se puede presentar a cualquier edad, generalmente se desarrolla en niños o adultos jóvenes.

La diabetes tipo 2, representa como mínimo el 90% de todos los casos de diabetes. Este tipo de diabetes, se caracteriza por la resistencia a la insulina, por una relativa deficiencia de insulina o ambas a la vez. Está asociada por:

  •  El sobrepeso.
  •  Obesidad.
  • Sedentarismo.

 

Este es un problema con el que nos enfrentamos en este siglo XXI, sin aun capacidad resolutiva. Una gran parte de responsabilidad con este problema la tiene la industria alimentaria, y el abuso de azúcar en bebidas y productos alimenticios. La Organización Mundial de la Salud (OMS) está tomando cartas en el asunto, aunque de una forma tímida, según dicen los expertos en nutrición humana.

Esta incapacidad de producir insulina o de utilizarla eficazmente conlleva a niveles elevados de glucosa en sangre, que en un tiempo prolongado traerán como consecuencia daños corporales y fallos en órganos y tejidos bastante problemáticos para la salud y la calidad de vida, como puede ser amputaciones, ceguera, cáncer de páncreas, hígado graso, hipertensión, hambre descontrolada y otras complicaciones de “menor” gravedad como la osteocondrosis o hernia de disco. Las causas de esta enfermedad es debido al metabolismo hereditario alterado.

Por último y no menos importante tenemos la diabetes gestacional. Este tipo de diabetes se presenta durante el periodo de embarazo, y hace referencia a los altos niveles de glucosa en sangre durante esta etapa. Algo bastante frecuente y “normal”. Generalmente desaparece tras dar a luz y la mujer puede continuar con una vida saludable y volver al normopeso.

 

Centro de Fisioterapia Torremolinos S.L.

www.fisioterapiatorremolinos.com

Calle Rio Bergantes 14
29620 Torremolinos (Málaga)

whatsapp-logo-3

CITA POR WHATSAPP: 615621009
 Teléfono: +34 952386876

Correo electrónico: fisiotorremolinos@gmail.com

 

error: Content is protected !!