615621009 (Whatsapp) fisiotorremolinos@gmail.com

Osteoporosis: Qué es, cómo prevenirlo y como tratarlo

La osteoporosis se define como una disminución en la fortaleza ósea debido a una alteración de la cantidad y/o calidad del tejido óseo.  La principal causa de este disbalance es la pérdida de la capacidad de los ovarios femeninos de producir la principal hormona femenina, los “estrógenos”. Este déficit en la cantidad de estrógenos es debido al agotamiento de la reserva ovárica en la mujer, esto es lo que ocurre en la menopausia.  Varios son los efectos producidos en el cuerpo de la mujer debido a esta bajada en el nivel de estrógenos, tales como:

  • La aparición de vello en zonas habitualmente no presentes como labio superior.
  • Sequedad vaginal
  • Disminución de la masa ósea (osteoporosis)

Hoy nos vamos a centrar en esto último, sobre cómo prevenirlo y como tratarlo. La edad media de aparición de la menopausia en los países desarrollados es de 51 años, bien es cierto que los efectos temidos como son sofocos, cambios de humor, etc. Comienzan algo antes, esto ocurre realmente en el climaterio, que es la época en la que comienza a ocurrir los síntomas derivados de la perdida de función ovárica.

No es correcto decir que “se está en menopausia” hasta que no hayamos terminado este proceso de climaterio y hayan trascurrido un mínimo de un año desde el último sangrado vaginal.

Volviendo a los estrógenos, esta hormona tiene una función anabólica, es decir, tiene la propiedad de promover el crecimiento celular, es por ello lógico pensar que si tenemos un déficit de esta hormona la capacidad de regeneración celular se verá mermada, como es el caso de la regeneración ósea. L a cantidad de masa ósea en una persona es dependiente de los siguientes factores:

  • Entre los 70 % y 80 % de la masa ósea es debida a factores genéticos.
  • Existe relación directa entre la cantidad de estrógenos tras la menopausia y el grado de osteoporosis.
  • El déficit de Vitamina D y de Calcio también contribuyen a una disminución de la masa ósea tanto en el hombre como en la mujer.
  • Hábitos de vida como: Abuso de alcohol, fumar, ingesta baja de calcio y una baja actividad física.
  • Algunos fármacos como: Corticoides, inhibidores de la bomba de protones, fármacos antiepilépticos. Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, inhibidores de la aromatasa, etc.

La principal consecuencia de la osteoporosis es la formación de fracturas “patológicas”, es decir, un aumento de la incidencia de fracturas que se producen con un mecanismo menos intenso de lo normal.  Fracturas frecuentes en las mujeres postmenopáusicas son las fracturas vertebrales y las tan temidas fracturas de cadera, las que suelen tener indicación de pasar por quirófano para sustituir por una prótesis de cadera.

Prevención y tratamiento:

Hoy en día existe una creciente cantidad de recursos farmacológicos para prevenir o disminuir la pérdida de masa ósea, y con esto disminuir el número de fracturas producidas. Importante destacar que ningún fármaco está exente de riesgos y/o efectos secundarios, esto concierne a toda la farmacología en general, por lo que siempre hemos de solicitar un adecuado asesoramiento médico en todo caso.

Pero hay una cosa que si podemos hacer por nuestro propio medio, tal vez lo más importante y a la vez inocuo, y son los adecuados cuidados en nuestro estilo de vida:

Una dieta equilibrada, evitar el hábito tabáquico, la práctica de ejercicio adecuado a nuestras capacidades físicas y todo lo que implica una vida saludable.

 

Centro de Fisioterapia de Torremolinos

Huesos rotos, huesos sanos

Los huesos nos proporcionan protección y sostén, también poseen células madre para reemplazar las células viejas cuando llegan a su límite de funcionamiento. A parte es un almacén de calcio. Existen 206 huesos en el cuerpo de un humano adulto sin contar las piezas dentales.
Pero esta obra de la evolución, no es inquebrantable, un golpe considerable puede fracturar este tejido. Las fracturas óseas menores pueden tardar unas seis semanas para sanar, sin embargo, una fractura más grande puede llegar a los cuatro meses. E incluso hay que añadir semanas de terapia con un fisioterapeuta para recuperarnos del traumatismo al cien por cien, por ejemplo en un accidente de coche.

¿Cómo podemos ayudar a que sane antes?

No existe la panacea que haga tu hueso sanar más rápido, ni ningún factor mutante como vemos en las películas de superhéroes que tan de moda están en la cartelera que acelere la curación. Ojalá, pero nosotros en Fisioterapia Torremolinos te vamos a dar unos consejos que te ayudaran en este proceso:

Asegúrate de que estás comiendo la cantidad correcta de calorías:

Asegurate de llevar una dieta equilibrada y completa, ya que una gran factura, podría exigir mucha energía, incluso unas 6.000 calorías. No está de más de que pases por un dietista, y que le hagas alguna consulta sobre tu hábitos alimenticios.

Aumenta tu ingesta de proteínas:

Multiplica tú peso por dos y eso serán los gramos que tendrás que consumir de proteínas. Por ejemplo si peso 80 kilos, tomaría 160 gramos de proteínas diarias. Los huesos están hechos de proteína “viva”, y privar a tu cuerpo de proteínas durante el proceso de curación se traducirá en un callo óseo blando, en lugar de la rigidez necesaria para la resistencia ósea.

Toma de calcio:

sanar huesos rotosEl calcio es esencial para la salud ósea, sin embargo, si tu cuerpo no obtiene los aminoácidos correctos, este no va a ser tan productivo como podría ser. La lisina es sumamente importante cuando se trata de la absorción de calcio, así que asegúrate también de que la incluyes en tu dieta, que por norma general, no suele haber deficiencias.
  • La leche, el yogur y el queso son las fuentes de calcio principales para la mayoría de la gente.
  • La col rizada, el brócoli y el repollo chino son buenas fuentes de calcio de origen vegetal. 
  • El pescado con huesos blandos comestibles, como las sardinas enlatadas y el salmón, son otros de los alimentos que contienen más calcio. Las sardinas cuando están enlatada con la espina puede contener una fuente de calcio aceptable, esto se debe a que durante el tratamiento térmico al que es sometida la conserva, la espina se ablanda y este calcio pasa de la espina a la carne.
  • Leche de soja y arroz son obtenidas de la molienda y cocción de dichos granos. 
  • El tofu es un alimento bajo en calorías y sin colesterol que aporta calcio en el caso de las dietas vegetarianas.
  • El jugo de naranja es aporta grandes cantidades de calcio,
  • Todos los vegetales verdes.

Cinco piezas de frutas y verdura.

Muchas veces nos complicamos la vida con ciertos alimentos como con bayas exóticas, y frutas muy caras de importación. O suplementos milagrosos. Realmente es muy fácil, asegúrate de tomar fruta y verdura todo los días, y de lo más variado posible. En caso de la fruta, prueba a comerla con piel, y en caso de las verduras, no las cocines demasiado. Intenta que sean crujiente.

Podrían ser útiles algunas ayudas extras:

Aunque no esté aprobado por la medicina occidental, existen algunos remedios a base de hierbas para (pueden) ayudar a la velocidad de la cicatrización ósea, en el cual se está estudiando en la actualidad. Entre estas hierbas se encuentran el
árnica, cola de caballo, consuelda salvaje, y las hojas de bardana . Si las tomas, no te olvides de comentarlo a tu médico.
Ejercicio:
Haz los ejercicios que te recomiende tu fisioterapeuta y tu médico especialista. Ni más ni menos. Poco a poco iras mejorando, y aceptarás mayor volumen de trabajo.

¿La leche es mala para la salud? Parte II

La leche tiene grasas malas. No consumir leche, por el tema de la grasa, es una opción ridícula, la grasa de la leche, comparada con otros alimentos, por ejemplo, la carne, alimento que se está consumiendo en España a un ritmo alarmante, alejándonos de la dieta mediterránea, tiene más porcentaje de grasa saturada, y habría que tener mucho más tiento en la frecuencia. Además, que un único alimento tenga o no tenga grasa, tampoco es relevante para consumir o no consumir, ya que lo importantes es el compendio de la dieta en general, de lo que comes semanalmente, mensualmente, de tus hábitos alimentarios.
La leche está llena de hormonas y antibióticos. Este es el argumento estelar, aunque las personas no conocen bien como es el proceso de la extracción de la leche y el cuidado. Donde desde la vaca hasta las cisternas, están evaluadas, examinadas, y revisadas para que no haya ni virus, ni hormonas, ni resto de antibióticos posible. (Por cierto, los antibióticos, se suministra a animales enfermos, hasta su recuperación, no son utilizados para la extracción de leche y consumo.) Os dejo un interesante artículo sobre la leche convencional y la ecológica y su consumo seguro.
La leche favorece la mucosidad. Si eres alérgico puede ser posible. Pero no por ello, hay que extrapolarlo a la población general.
 La leche y las enfermedades reumatoides, pues la verdad, que ahora se está haciendo muchos estudios al respecto. Veremos que sucede, pero en tal caso que sea verdad que la leche, sea perjudicial para este tipo de patología, volvemos a lo mismo no quiere decir que sea malo para el resto de nosotros. Al igual que las verduras de hojas verdes son malas, para aquellos que tengan estado hipercoagulable y no para aquellos que tenga una densidad normal de sangre.
La leche se debe de consumir moderadamente como cualquier otro alimento, ya que tiene ciertas bondades muy importantes en la salud, la fijación del calcio a los huesos por ejemplo, se hacen una etapa crucial, que es la infancia y la adolescencia.
Tiene un efecto prebiótico debido a los azúcares de la leche, desarrolla un rica flora intestinal, importantísimo para la absorción de otros muchos nutrientes. También es rica en péptidos (proteínas) que favorecen un correcto funcionamiento del sistema inmunológico, del sistema cardiovascular y digestivo. Es rica en ácidos grasos monoinsaturados, en concreto ácido oleico, vitamina A entre otras. Es rica en calcio, pero con la gran ventaja que además tiene unos grandes niveles de biodisponibilidad, debido a otros componentes presentes en la leche que favorecen su absorción y que no se encuentran en otros alimentos, como son la lactosa, la Vitamina D y el fósforo. Por ello no es que tenga calcio, que se puede encontrar en otros alimentos, sino que nuestro cuerpo lo absorbe de forma muy eficiente.
 no-tomar-leche-FILEminimizer-e1447319722778

Conclusiones

Si crees que la leche te sienta mal, pide a tú médico cita. Es mejor saberlo que quedarte en la duda. Y no dejar de tomar leche, por lecturas sensacionalistas, o manipuladas, por ejemplo, por la industria de la soja. La leche es un alimento excepcional por la cantidad de nutrientes que tiene. Es cierto que hay calidades, por ello animo a comprar la de mejor calidad, la OCU saco un listado en su día.
No abuses de ningún alimento, pero puedes introducir lácteos y leche en tu menú, sin temor de que esto sea malo para tu salud.
error: Content is protected !!