615621009 (Whatsapp) fisiotorremolinos@gmail.com

Para terminar de completar el post anterior sobre lesiones que requieren ayuda de un fisioterapia profesional en la práctica musical, te proponemos este interesante post donde te exponemos algunas recomendaciones para minimizar las dolencias musculares por la práctica musical, son las siguientes:

  • Calienta las áreas sensibles antes de cada ensayo o actuación: prepara el cuerpo a una temperatura adecuada para la actividad musical, mejora la coordinación, la movilidad y la agilidad muscular, oxigena y mejora las condiciones entre los músculos y los nervios, elimina la tensión del cuerpo, despeja la mente y mejora la concentración, mejora la capacidad respiratoria y disminuye la fatiga y mejora el rendimiento durante el rendimiento instrumental.
  • Estírese una vez que se hayan completado tanto la prueba como la acción: elimina las tensiones que se forman en diferentes partes del cuerpo al tocar el instrumento, aumenta la flexibilidad y la circulación, reduce la fatiga y aumenta la resistencia. La forma correcta de hacer los estiramientos es relajada y sostenida durante 20 segundos, centrándose en los músculos que se estiran, con respiración suave y continua y notando un estiramiento suave y cómodo que en ningún caso debería ser doloroso.


  • Durante los ensayos, tome descansos regulares de 5-15 minutos cada 45-50 ensayos, y haga ejercicios de estiramiento durante estos descansos.
  • Cuide los aspectos ergonómicos (altura, distancias de colocación del instrumento, etc.).
  • Controle la postura y corríjala si no es correcta.
  • Realice ejercicios aeróbicos y físicos para tolerar mejor los largos días de trabajo.
  • Combinar estos cuidados con la atención profesional de los fisioterapeutas, quienes buscarán y detectarán el origen del problema (cuándo, dónde y cómo ocurre), identificando las alteraciones, costumbres o comportamientos que lo generan; ayudarán a identificar y combatir las posturas incorrectas mediante una combinación de técnicas de fisioterapia (terapia manual, ejercicios terapéuticos, control motor y trabajo de conciencia corporal); y te enseñarán a conocer nuestro cuerpo y a mantener una postura cómoda y equilibrada en lo que respecta a la práctica musical.

 

Si se detectan temprano, estas lesiones pueden ser fáciles de eliminar mediante fisioterapia.

Sin embargo, si no da otro paso y busca la fuente del problema, la lesión reaparecerá y puede empeorar con el tiempo.

error: Content is protected !!