615621009 (Whatsapp) fisiotorremolinos@gmail.com

Ya sabemos mucho sobre los beneficios de la fisioterapia, pero pocas veces nos paramos a pensar los beneficios que puede tener para reducir dolencias provocadas por acciones tan inofensivas, en apariencia, como la práctica musical.  La fisioterapia reduce las dolencias y las posibles lesiones futuras que puedan resultar de la práctica musical rutinaria: sobrecarga muscular, trastornos articulares, inflamación, etc.  que afectan normalmente la salud neuro-musculoesquelética (músculos, tendones, hueso esquelético, cartílago, ligamentos y nervios).

Esta es una curiosa campaña que lanzó en diciembre el Colegio Oficial de Fisioterapeutas de Galicia (CoFiGa) y de la que en Fisioterapia Torremolinos nos hacemos eco.

 

 

Características de la práctica musical

La vida de los profesionales y aficionados a la música requiere muchas horas de estudio y ensayo, que en muchos casos requiere tensión y presión. Puede parecer un trabajo menor, pero requiere una gran cantidad de esfuerzo físico, psicológico y emocional, que terminan pasando factura.

Se estima que, entre los aficionados y profesionales de la música, el 75% sufrirá lesiones a lo largo de su vida relacionadas con esta práctica, y que incluso 1 de cada 3, tendrán que abandonar la carrera musical debido a estas dolencias.

Estos problemas surgen normalmente de sostener o transportar el instrumento a lo largo del tiempo, manteniendo normalmente posiciones forzadas o de estar de pie o sentado durante mucho tiempo en la misma posición, realizando movimientos repetitivos.

 

 

Lesiones más comunes entre los músicos profesionales o amateurs

Las lesiones tienen mucho que ver con el instrumento elegido, de tal manera que cada instrumento está asociado con un tipo muy específico de patología:

Instrumentos de madera de viento

Encontramos problemas en las manos, antebrazos y muñecas, así como sobrecarga en los músculos del brazo (bíceps y tríceps) que pueden conducir a patologías como epicondilitis o epitrocleitis. También encontramos contracciones musculares en el primer dedo de la mano derecha en el caso de instrumentos de peso medio, como el clarinete u oboe, que pueden provocar un síndrome de trauma del nervio interóseo posterior; o la tenosinovitis de Quervain en las muñecas, que en los flautistas afecta el pulgar de la mano.

Instrumentos de metal de viento

Principalmente se producen trastornos de la articulación temporomandibular o problemas en la musculatura de los labios, que pueden causar patologías como el síndrome de Satchmo, un desgarro muscular por la sobre-solicitación de dicho músculo para hacer que el instrumento suene.

Instrumentos de percusión

Producen generalmente problemas cervicales, debido a sobrecarga muscular causada por la posición de los percusionistas con la mirada hacia su instrumento; dolor en el área dorsal de la espalda y la cintura escapular, así como en la musculatura del brazo y el antebrazo por el movimiento repetitivo e impactante que realizan constantemente al tocarlo; o esguince de muñeca debido a impactos constantes.

 

 

Ante este tipo de dolencias, es siempre esencial contar con profesionales de la salud, como fisioterapeutas profesionales, que comprendan y ataquen el problema, y nos aconsejen para evitar futuras lesiones en un futuro.

Si los problemas se detectan en una etapa temprana, estas lesiones pueden ser fáciles de eliminar mediante técnicas de fisioterapia manual. Sin embargo, si no da otro paso y busca la fuente del problema, la lesión reaparecerá y puede empeorar con el tiempo.

 

 

error: Content is protected !!